SENTIMIENTO Y MATERIA

 Bóregan es un escultor trasplantado a la tierra agreste que serpentea el Alhama desde la villa de Cintruénigo (Navarra), donde asimiló las técnicas artesanales y tomó gusto por la piedra y el alabastro. La tersura de este material, su brillantez y su sensualidad aún pueden apreciarse en las superficies pulidas de sus esculturas, sean éstas de madera o incluso de otros materiales. Otra consecuencia de este aprendizaje es la resolución de la idea en un pequeño formato, por ello puede observarse en él una tendencia al símbolo, tras del que se advierte una reflexión del autor por comunicar su mensaje con la fuerza comunicativa de la idea. Por ello, no es extraño que Bóregan haya evolucionado hacia la abstracción y sustituido la figura completa por el fragmento anatómico, que es en sí mismo una idea pero condensada. Ello va bien con un escultor que se comunica, quizás, de una manera repentina. Algo llamativo en la suavidad de su carácter, aunque explicable dada su procedencia de la Ribera Tudelana.

Francisco J. Zubiaur Carreño
 Museo de Navarra